Skip to main content

      Los días 16 y 17 de Marzo, tuvimos entre nosotras al  P. Juan María de la Torre, monje cisterciense del Monasterio de Oseira en Orense, que nos habló sobre la Carta de Caridad, en su noveno centenario (1119). Much@s de vosotr@s os preguntaréis qué es «la Carta de Caridad». En pocas palabras os puedo decir que es «el Fundamento jurídico-espiritual de la Orden Cisterciense,

Compartimos algunas notas de la conferencia del P. Juan María de la Torre

                                                           CARTA DE CARIDAD (1119 – 2019)

     En la Carta de Caridad aparece 7 veces la palabra caridad.  ¿Por qué caridad y no amor? El amor viene de Dios.  La caridad es la expresión concreta de unión y  acogida a los otros. Casi una experiencia vital humana.  Un deber de justicia.

      También pensaban que este Decreto debía llamarse CARTA DE CARIDAD, porque no pretendían en absoluto otro tipo de impuesto que no fuera la caridad, ni otro beneficio más que el bien espiritual y temporal de todos los hermanos.” (Prólogo 4)

El ideal primero, de los monjes de Cister, de mantenerse unidos pareció peligrar con las fundaciones, pues suponía una separación. Ante esta experiencia San Esteban quiso asegurar la unión. Separados ahora por la distancia pero unidos en un mismo deseo, un mismo anhelo: vivir para Dios y con Dios en todas las acciones realizadas dentro del recinto de los monasterios según la Regla de San Benito.
“cómo, de qué manera y con qué caridad permanecerían indisolublemente unidos sus monjes, dispersos físicamente en las abadías de las diversas regiones.” (Prólogo 3)

Era necesario un pacto de amistad:

  • por un lado dejando libertad a la casa hija para adaptarse a su nueva realidad y sus nuevos miembros, sin mantener obligación económica con la casa madre
  • y por otro el compromiso riguroso de mantener la unión con su casa fundadora expresada en el uso de los mismos libros litúrgicos, mismas costumbres,  mismas observancias de la Regla de San Benito según Cister (“que observen en todo la Regla de san Benito tal y como es observada en el Nuevo Monasterio” Cáp. II, 2)

para que no haya ninguna diferencia en nuestro modo de obrar, sino que todos vivamos en una única caridad, bajo la única Regla y con idénticas costumbres.” (Cáp. III, 2)

En este pacto de amistad la meta es la CON-CORDIA, la unión de corazones. El camino es la UNANIMIDAD que no es uniformidad. Unanimidad que es: misma disposición,  misma entrega, mismo impulso.  Cuando se pierde este sentido de unanimidad se multiplican las observancias y la preocupación por las mismas.

Por tanto, ¿qué deben mantener los monjes en las nuevas fundaciones?

  • La Economía de cada monasterio ha de ser independiente y vivida en el valor de la pobreza
  • Las Observancias se mantendrán como forma de vivir los valores
  • Y cuidarán de mantener todos el calor espiritual

Independientemente del lugar donde se encuentren esta forma de vivir es lo que aglutina – une las almas.  Buscar bienes materiales, renombre o fama crea lo contrario, que es la dis-cordia.
La Carta de Caridad  es un documento de tipo jurídico escrito hace 900 años desde la misericordia y para la misericordia.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.